Perseidas - Las Lágrimas de San Lorenzo

Las lágrimas de San Lorenzo es como se conoce a la lluvia de estrellas más importante del año. 
Esta “lluvia de meteoros” o "perseidas" se conoce con el nombre de “Lágrimas de San Lorenzo” porque el 10 de Agosto es el día de este santo, de tal manera que se asoció con las lágrimas que vertió San Lorenzo al ser quemado en la parrilla.

 

Es una de las fechas más importantes para los amantes de la astronomía. 
El cielo lleva desde julio regalándonos perseidas pero será la noche del 12 al 13 de agosto, cuando podremos ver un mayor número de meteoros y además este año tenemos unas condiciones "excelentes" ya que su punto máximo llega pocos días después de la luna nueva. 

 

Para poder disfrutar de este magnífico espectáculo hay que alejarse de la contaminación luminica, lejos de los núcleos de población y buscar un lugar elevado. 

 

En general, para observar estrellas fugaces no es necesario mirar hacia ninguna dirección en particular. Tampoco se necesita ningún material óptico: un telescopio o prismáticos no ayudan, ya que es mejor mirar a simple vista para poder abarcar todo el cielo. Aunque por supuesto podemos llevar prismáticos o telescopio para observar otros objetos celestes aparte de los meteoros.

 

Lo que sí hace falta es: situarse en un lugar donde podamos ver el cielo con amplitud; dejar que nuestra vista se acostumbre a la oscuridad; y esperar un tiempo suficiente, ya que los meteoros pueden presentarse en cualquier momento, o pasar un buen rato sin que aparezca ninguno. Es mejor si nos ponemos cómodos  y también abrigados, aunque sea verano, ya que tendremos que estar un buen rato sin movernos mucho y al aire libre. 

 

Con todo esto... ¡A disfrutar del espectáculo!